La humanidad significa consideración por la existencia y por la felicidad de cada uno de los seres humanos. A, Schweitzer

Humanity means consideration for the existence and the happiness of each human being.


domingo, 13 de julio de 2014

PEACE PAZ




Muros, muros
muros de miedo que dan miedo
Muros, muros, 
más muros y cercas


Proliferan paredones interminables 
silencio seco y miseria
Se siembran violentas alambradas 
feroz tiempo de ignorancia



Cuantos muros podemos levantar
para ignorar, 
porque los agita el miedo
porque los erige el cinismo más vergonzante

Cuanta obscenidad y soberbia
cabe en un ser tan canijo e insensato

Confrontarse con el miedo 

No dejo de pensar
Puedo imaginar 
esa grieta desafiante
en el muro

PAZ PEACE




Pulcros asesinatos

Proliferan perversos eufemismos
- políticamente correctos -
con sus inevitables daños colaterales 
que matan mucho mejor

Ese filo protector,
esa incisiva arista
que rasga las entrañas de Palestina
sin compasión.
Ese pilar defensivo
y esas columnas de Sansón:
da lo mismo 
se trata del mismo hedor a infamia, 
el horror

Pérfidas estaciones
nubosas, calientes o lluviosas
que van descomponiendo los cielos
de Gaza, Ramala, Nablús…

¡Basta!

Tidy assassination 



Proliferate perverse euphemisms 
- politically correct - 
with its unavoidable  collateral damage 
that kill much better 

That Protective Edge. 
the incisive edge 
Tearing the heart of Palestine 
without compassion. 
Pillar of defense or Samson columns:
does not matter 
it is the same stench of infamy,
the horror
Perfidious season 
cloudy, rainy or hot 
have been collapsing heaven in Gaza, Ramallah, Nablus ... 

Enough!

Poesía para confrontar el miedo y sanar… Poetry to confront fear and heal




Nathalie Handal, de Palestina


MURO CONTRA NUESTRO ALIENTO
Cada día una hora más cruel -
         la esgrima de corazones apenas palpitando,
el pálpito de hojas en nuestros jardines secos
         el calor en Gaza en Jericó
manteniendo sueños que jamás tuvimos tiempo de recordar
         una anciana intentando revivir
cualquier fantasía posible, otra
         pensando en su esposo
perdido en lo inimaginable
         hombres sobre alambres de púas que dejan
de responder cuando gritamos sus nombres
         demasiado atareados- intentando cruzar el punto de inspección,
los soldados el día la noche
         mientras otros beben té, hablan de toques de queda
las mujeres, los niños que enterraron
         mientras una madre pregunta
qué le dirá al niño que lleva adentro
         que ella desearía que no viniera
Somos testigos del octubre en llamas,
         y cada mes siguiente,
es igual, las calles
         por las que caminamos nos recuerdan
quiénes somos y lo que ellos
         jamás harán de nosotros…
retratos humanos en esquinas
         que olvidamos mirar u olvidamos alcanzar …
fotografías pegadas en muros como si
         pertenecieran a ninguna parte
un novio y una novia forzados a casarse
         en cualquier lugar menos donde era debido,
y aún así, seguimos preguntando:
         cuál victoria apaga las velas
cuál mar habla de otro mar
Aún si levantan el muro
         más allá de nuestro alcance
sólo conocemos un hogar
         aún si cada vez tomamos rutas distintas
los árboles nos guían el viento nos guía
         el sol y la luna nos guían
y cuando llegamos hallamos los libros
         que no podemos dejar de leer, los bordados
hechos por los refugiados, la cocina
         donde vivimos nuestras vidas—
una propuesta de matrimonio una muerte un nacimiento—
         y cada día mientras colamos nuestro café
nos saludamos adecuadamente
         y expulsamos el muro de nuestro aliento

ESTA NOCHE
el agua alcanzará
el borde del vaso mas no
se permitirá rebosarlo
la violencia explotará y los horrores
se atarán a 
cada árbol desnudo
esta noche oiremos discursos
ordenándonos abrir nuestras piernas
a escandalizar como meretrices
esta noche veremos
cinturas tatuadas y kalashnikovs
en los maleteros de los autos
recuerdos paralizados y
revoluciones tras
la puerta de cada casa
veremos paisajes rojos,
piedras de luz, plumas ligeras meciéndose
en el paisaje nocturno
y las arrugas se multiplicarán
en nuestros rostros esta noche mientras cada
muerto se alza de su tumba
esta noche los exiliados, inmigrantes, refugiados
serán atrapados en pájaros cantores,
el asfalto cuarteado recitará viejos versos
esta noche escucharemos las grietas de historias
los gritos de los estrangulados
por la noche en la noche
escucharemos el anhelo
de tardes púrpura
bajo el manto de dios
esta noche el amor será difícil.


MÚSICA ROTA
Tal vez cuando estés listo para la música
         todos los instrumentos estarán rotos
Tal vez cuando estés listo para la libertad
         tu corazón ya no podrá latir
Tal vez cuando te brote la locura
         hallarás lo que debes ver
Tal vez si me muestras
         cómo implora el deseo
tocas una canción en mi menor
         el lento río de alas
se revelará ante nosotros.
Pero tuvimos que llegar a esto:
         Un violín roto
         el corazón, irresuelto
         una discusión con Jesús o Mahoma
         -el exilio tiene sus tácticas.
         Ahora tu aliento, una canción desafinada
         cojeando alrededor
         del despertar de tu boca.



El camboyano U Sam Oeur, sobreviviente a seis campos de concentración durante el régimen de Pol Pot fingió ser analfabeto. Destruyó los manuscritos de su obra literaria. Perdió en ese tiempo a la mitad de su familia, y puesto que había sido criado en una granja, pastoreando búfalos de agua y cuidando arrozales en la exuberante campiña camboyana, pudo adaptarse a los rigores del trabajo agrícola forzado. 
Devoto budista, en 1996 publicó el libro de poesía Sacred Vows, que es no sólo un triste lamento sobre el genocidio en Camboya sino también una conmovedora declaración de esperanza.

LA COBRA BÚFALO DE AGUA Y EL PRISIONERO DE GUERRA

Trabaja, trabaja —talando árboles, descuajándolos, despejando monte,
transplantando arroz, sin un momento para descansar.
Al mediodía, solo, cuando despejaba un cañaveral,
una bella cobra negra
abrió su capucha frente a mí, demostrando su poder.
Pensó que yo era su enemigo.
“¡Es bella, como en las películas indias!”,
exclamé en voz baja con las rodillas temblorosas.
“¡Oh, cobra! Tu carne y tu sangre son de verdad
la carne y la sangre de Buda.
Yo soy sólo un prisionero de guerra
pero no soy tu alimento.
Tú, cobra, eres libre,
y si mi carne es de verdad tu sangre,
defiéndeme con los espíritus de esta laguna
para llevarme a los tres refugios del Buda.
La cobra me miró fijo con amorosa bondad
y luego bajó la cabeza.
se alejó hacia el sur deslizándose en la laguna
y yo volví al trabajo de sobrevivir.


BUNG KRIEL
(El lago donde las grullas se aparean)
Los arrozales se extienden más allá del horizonte
donde el agua relumbra danzan las palmas,
donde las garcetas y las garzas aletean tras los peces
y los búfalos de agua se embisten, gruñendo como gigantes.
Los perdedores salpican como barcos de vapor aguas arriba.
Mientras el viejo búfalo corteja a su hembra
un joven búfalo la monta rápidamente
pero el viejo búfalo lo embiste y lo aleja a cornadas.
En el aire,
los pájaros se lanzan a la sombra,
las libélulas se apresuran y caen,
y los saltamontes se agazapan en la hierba.
Niños y niñas se agarran ligeros
—algunos juegan a escondidas y gambetas
algunos cantan en los árboles,
otros se tienden en la sombra.
Cuando el sol traspasa el horizonte,
los pájaros se dispersan y vuelan
en ordenadas bandadas a sus nidos
y los pastores llevan el ganado al establo.
Cuando la oscuridad cae en el llano
insectos, salamanquesas y ranas acunan este reino.
Un millón de estrellas cae por doquier
y los campesinos se duermen en paz.

LA DECADENCIA DE LA CULTURA

En mayo del 75, escondí la preciosa riqueza,
empaqué arroz blanco en las maletas
y ropa vieja, un pequeño horno de hierro,
ollas, sartenes, platos, cucharas, un hacha, un azadón,
un poco de pescado curado en pequeños recipientes de plástico:
lo puse todo en una carreta y la arrastré hacia el este
bajo la luna llena. 
“¡Ah, el hogar, el hogar! el suelo sagrado donde vivíamos felices,
el patrimonio construido, poco a poco, por mi padre,
¡Oh, la fuente de Naga con sus siete veneros,
preservando nuestras tradiciones de antaño!
¡Oh, Monumento de la Independencia! ¡Oh, biblioteca! ¡Oh, libros de
    poesía!
¡Nunca podré cantar de nuevo los poemas de inspiración divina!
¡Oh, palabras quintaesenciales de los poetas!
¡Oh, artefactos que nunca podré tocar o ver de nuevo!
¡Oh, Phnom Penh! ¡Oh, pagoda donde adorábamos!
¡Oh, Angkor Wat, sublime monumento a
las aspiraciones de nuestros viejos antepasados jemeres!
¡Ah, puedo ver a través de estas tres selvas!
No estaré en ninguna parte,
no tendré noche,
ya no tendré días,
seré un hombre sin identidad.
“Dolor por las camboyanas
que fueron fieles a sus amados;
ahora vagan insomnes,
en cualquier rincón de sus hogares.
¡Oh, árboles rang, campos de desove,
convertidos en zancos quemados por la conflagración del Pot-Sary.
Aniquilen los árboles rang, las palmas de azúcar,
la República Jemer!”
No hay más intelectuales, no más profesores:
todos se han ido de Phnom Penh, llevándose los niños,
desposeídos, engañados hasta la última persona,
desde el culí hasta el rey.

EL ÁRBOL KRASANG EN PREK PO

En el 75 el árbol krasang estaba florecido
y dio fruto para la sopa de toda la aldea.
Para el 79 se había marchitado y sus espinas
estaban adornadas con cabello de bebés, su corteza manchada con sangre.
En el 75 al árbol krasang lo rodeaban
personas buscando refugio.
Para el 79 lo rodeaban
esqueletos de bebés machacados
contra el tronco por los utapats.
Los utapats dijeron: “Para aniquilar
la hierba, arránquenla diariamente”. ¡Oh, hierba!
¿qué pecado ha cometido la hierba?
Después de la invasión vietnamita
seguí el río Mekong hacia mi casa.
Me detuve, exhausto, enfermo, a descansar aquí,
en el segundo piso de un ashram abandonado.
Me eché a dormir en una completa oscuridad,
pero los cráneos aplastados me hacían temblar.
Medio dormido, oía los lamentos de las almas
de los niños pidiendo una explicación:
“¡Ma! ¡Oeuy! ¡Oeuy! ¡Ma! ¡Ma!
¿Qué hicimos mal?
Los utapats nos asesinaron,
agarrándonos de los pies
para destrozarnos sin piedad,
rompiendo nuestros cráneos
contra el árbol krasang.
Nuestra desgracia fue haber
nacido en medio de una guerra
para nunca ver las caras de nuestras madres.
¿Qué querían de nosotros los utapats?
¿Por qué estaban contra los hijos de Dios?
¡Cómo se atreven a menospreciar a Dios!
Esa noche, permaneció conmigo el olor de la sangre.
Al amanecer, bajé y encontré una gran capa de vainas de arroz
manchadas con sangre hasta un metro de profundidad
evidencia de una masacre más reciente.
Luego oí el alma ahogada del árbol krasang
empapado con la sangre de los niños. Los utapats
habían matado sus frutas con el fruto de nuestras entrañas.
Ninguno pudo escapar.

¡Basta ya! Enough is enough!



Editorial Anaya "remata" con impudicia 
a los poetas
MACHADO Y LORCA  

La editorial Anaya destruirá todos los ejemplares de los libros de texto de la asignatura de Lengua, del primer ciclo de Primaria, en los que se explica que Federico García Lorca “murió cerca de su pueblo durante la guerra de España” y Antonio Machado “se fue a vivir a Francia con su familia”, donde residió “hasta su muerte”. De esta forma, el libro, que fue editado en 2011 y está dirigido al alumnado de seis años, omite que el poeta granadino fue asesinado por los golpistas franquistas y que Machado murió exiliado. Los dos por ser republicanos.

TAMANDUÁ - TEN ESPERANZA de VICENTE ALEIXANDRE



Lo comprendes? Lo has comprendido.
¿Lo repites? Y lo vuelves a repetir.
Siéntate. No mires hacia atrás. ¡Adelante!
Adelante. Levántate. Un poco más. Es la vida.
Es el camino. ¿Que llevas la frente cubierta de sudores,     
     con espinas, con polvo, con amargura, sin amor, sin
     mañana?...
Sigue, sigue subiendo. Falta poco. Oh, qué joven eres.
Qué joven, qué jovencísimo, que recién nacido. Qué ignorante.  
Entre tus pelos grises caídos sobre la frente brillan tus claros
     ojos azules,
tus vividos, tus lentos ojos puros, allí quedados bajo algún velo.
Oh, no vaciles y álzate. Álzate todavía. ¿Qué quieres?
Coge tu palo de fresno blanco y apóyate. Un brazo a tu lado
     quisieras. Míralo.
Míralo, ¿no lo sientes? Allí, súbitamente, está quieto. Es un bulto       silente.
Apenas si el color de su túnica lo denuncia. Y en tu oído una
      palabra no pronunciada.
Una palabra sin música, aunque tú la estés escuchando.
Una palabra con viento, con brisa fresca. La que mueve tus
     vestidos gastados.
La que suavemente orea tu frente. La que seca tu rostro,
la que enjuga el rastro de aquellas lágrimas.
La que atusa, apenas roza tu cabello gris ahora en la
     inmediación de la noche.
Cógete a ese brazo blanco. A ese que apenas conoces, pero
     que reconoces.
Yérguete y mira la raya azul del increíble crepúsculo,
la raya de la esperanza en el límite de la tierra.
Y con grandes pasos seguros, enderézate, y allí apoyado,
     confiado, solo,
échate rápidamente a andar... 
  

sábado, 12 de julio de 2014

This land is mine - NiNa PaLeY



DIAS DE PENITENCIA 
LLUVIAS DE VERANO
COLUMNAS DE SANSÓN
NUBES DE OTOÑO INVIERNO CALIENTE 
PLOMO FUNDIDO 

PILAR DEFENSIVO, 
FILO PROTECTOR…





sábado, 5 de julio de 2014

viernes, 4 de julio de 2014

BrasiLEÑAS de Brasil Brasileiro…





Nísia Floresta Brasileira Augusta


Improviso
( ... )  
Vate sublime, que os primeiros sonhos  
Da juventude minha hás embalado,  
Quando às margens do fresco Beberibe  
Os teus primores d’arte eu decorava  
Às ilusões entregue dessa idade,  
Em que os risos de amor tanto seduzem!  
Tu nos deixas enfim! e as plagas nossas  
Ao verem-te sair gemem saudosas;  
Gemem os corações dos brasileiros,  
Que como meu reter-te não puderam  
Nesta terra que ufana te incensara  
Se o gênio aqui tivesse um templo seu! 
Inclina triste a fronte, ó pãor-de-açúcar, 
Ao poeta que passa! ao gênio deve 
A matéria imponente assim curvar-se. 
Embalde indiferente ela se ostente, 
A grande inteligência, que mar afora 
Lá se vai!...nos corações nossos deixando 
Da pungente saudade a dor acerba! 
(...)






ellen oléria

BRASIL brasiLEIRO

Hasta que los niños, felices, galopen los cielos perfilando estelas oceánicas sus caballitos de mar






meninos da rua marwuan

Naciste sobre un sucio trapo en tu casa ..
una favela de Brasil.
Naciste con la cruz del pobre a la espalda ..
con un cartón como cojín.
Naciste y te bautizaron con hambre
y te apellidaron miseria.
Naciste y estrenaste vida sin padre.
Naciste .. esa fue tu sentencia.

Creciste viviendo la droga en la plaza ..
el pegamento no dio tregua.
Creciste descalzo aunque era en el alma
donde te salían las durezas.
Creciste sin más profesor que la calle ..
sin más ley que la de la fuerza.
Creciste y te quedó tres tallas grande
lo que sucedía en la acera.

Tus sueños tenían forma de balón,
vigila tus pasos pues vendrá el escuadrón ..
niño vagabundo es carne de cañón ..
Meninos da rua ..

Tus sueños tenían forma de balón,
vigila tus pasos pues vendrá el escuadrón ..
niño vagabundo es carne de cañón ..
Meninos da rua ..
Meninos da rua ..

Viviste teniendo sólo una alegría,
el mundial que ganó Brasil.
Viviste creyendo que el destino en la vida
sólo consistía en morir.
Viviste con la palabra precintada,
no te fiabas ni de ti.
Viviste no dejando que te pisaran,
golpeaste por no recibir.

Tus sueños tenían forma de balón,
vigila tus pasos pues vendrá el escuadrón ..
niño vagabundo es carne de cañón ..
Meninos da rua ..

Tus sueños tenían forma de balón,
vigila tus pasos pues vendrá el escuadrón ..
niño vagabundo es carne de cañón ..
Meninos da rua ..
Meninos da rua ..

Moriste a esa hora en que los gallos
hacían de despertador.
Moriste y en el suelo dejaste un charco
de sangre que a nadie importó.
Moriste como un niño viejo que andaba
jugando a nada y perdió.
Moriste y nadie te echó en falta
porque otro menino nació.

Tus sueños tenían forma de balón,
pero se pinchó el día en que llegó el escuadrón ..
niño vagabundo fue carne de cañón ..
Meninos da rua ..

Tus sueños tenían forma de balón,
pero se pinchó el día en que llegó el escuadrón ..
niño vagabundo fue carne de cañón ..
Meninos da rua ..
Meninos da rua ..
Meninos da rua ..
Meninos da rua .

RESPONSABLES
TOD@S NOSOTR@S  






contemplarte, criatura
y entender sin aliento
el horrendo crimen
en tus ojos, menino
-menino da rua-
tu inocencia descarnada