La humanidad significa consideración por la existencia y por la felicidad de cada uno de los seres humanos. A, Schweitzer

Humanity means consideration for the existence and the happiness of each human being.


martes, 24 de diciembre de 2013

la razón poética zambraniana…


En esta hora, María Zambrano, me zambullo en  Delirio y Destino… 
Días atrás vagaba entusiasmada por la preciosa y cálida biblioteca de Vegadeo, donde el bibliotecario localizó tu novela. Mi rediviva Casa de Cultura, hoy al otro lado del pueblo, salvaguardada del río verde de mi infancia; aquel que, enfurecidamente turbio, se llevó con un golpe de agua nuestra endeble Casa de Cultura en una de sus inconmensurables riadas. En aquella época los anaqueles de nuestra biblioteca pública no exhibían tus trabajos…
Mientras el otro día acariciaba los tomos y acercaba mi nariz para embriagarme con el aroma que sus hojas contenían, perfumadas madererías de los árboles talados y en cierto modo encumbrados hacia la luz, fue invadiéndome tu presencia. Intuía la cercanía de tu voz, y tu sonoro apellido; palabras que se precipitaban en mi corazón, como un latido imperioso, como un viento liberador. Dejé volar la imaginación: Zambrano, Zambrano, Zambrano… Como una campana de bronce, nítida y rotunda; con su badajo reluciente, luminoso, dorado, pulido… Tocando a rebato.

Recojo tus palabras, como hojas desparramadas por el viento y las reúno con calma construyendo un lecho crujiente y cálido a resguardo del vendaval. Tan solo una benevolente y plácida brisa las remueve y nos permite escuchar el canto de la hojarasca, cosecha cargada de memoria viva, lúcida.


Transcribo tus palabras

¿Y es nuestra entonces, parte de nosotros esa sombra en que todo anda envuelto, esa opacidad en que las cosas y las personas se retiran como defendiéndose?

…Una de las funciones vitales del pensamiento es hacer respirable el ambiente, librar a los seres humanos de la asfixia, que proviene de la falta de espacio interior, cuando la conciencia se llena de sombras, de incertidumbre, cuando la sombra de los demás y la nuestra misma ha hecho demasiado opaco ese nuestro interior que es el primer espacio en que nos movemos y somos.
Y cuando así dispuestos vamos a tratar con el prójimo que anda en parejo estado, entonces convivir es simplemente imposible y el vivir por ende también.
Y así sucede que el pensamiento se hace sangre; entra en la sangre y le obliga a derramarse, porque no se le puede negar simplemente.
No se puede negar el pensamiento que nos hace vivir, que nos crea un espacio donde respirar, un horizonte donde nuestra vida, hasta la más personal, entra a formar parte de la realidad, se encuentra con las vidas de los demás, se articula con ellas. No lo podemos negar, ni aun queriendo.

Despertar es renacer cada día.
Y ya la luz nos aguarda. Ya está ahí comenzada, la historia que haya que proseguir.
Despertar es entrar en un sueño ya en marcha, venir desde el desierto puro del olvido y entrar, lo primero, en nuestro propio cuerpo, recordarlo sin rencor, entrar a habitarlo y recuperar nuestra alma, con su memoria y nuestra vida con su quehacer. Entrar como en un capullo tejido por innumerables gusanos afanosos; retomar nuestro hielo en el capullo fabricado incansablemente por el gusano-hombre hacedor de ensueños que se objetivan, fabricador de historia.




… construir la vida española que viene arrastrándose desde siglos de inercia



…Y los hombres del 98 fueron meditadores, antes que por el contenido de su obra, por la actitud.
Nace y se intensifica la meditación sobre España porque España es conflicto.



Y dice Zambrano:

Y España en aquella hora de 1929 no podía negar por más tiempo el pensamiento que sobre ella se había ido vertiendo. España, que ha tenido sangre en demasía, exceso de sangre. El pensamiento que la devolvía la respiración había ido tomando aliento al par en obras y en palabras. En pocos lugares del planeta el pensamiento se hace vida tan rápidamente como en España, porque brota de la vida y apenas nos está permitido lujo alguno de abstracción. Diríase que una creencia fundamental no explicita limita el vuelo del pensamiento entre españoles. Hemos pensado sobriamente siempre; quizá esa nuestra proverbial “sobriedad”, nuestro ascetismo, pensar por pensar, no está bien visto en España.

Había sido un irrumpir luminoso éste de la poesía. Juan Ramón Jiménez la había anunciado, pero a la misma poesía de Juan Ramón Jiménez se la sintió más claramente cuando aparecieron los poetas jóvenes: García Lorca y, en seguida como la estrella gemela, Rafael Alberti. ¡Que alegría pura, como del alba! Cuando apareció “Marinero en Tierra” premiado al mismo tiempo con el Premio Nacional de Literatura que un libro de Gerardo Diego. Y Jorge Guillén y Pedro Salinas -“Entrada en Sevilla”- en prosa publicada en los primeros números de “Revista de Occidente”, tan clara, tan nítida, tan precisa. El idioma castellano se adelgazaba, se convertía en cristal y dejaba ver sus puras entrañas; ¡qué idioma tan bien nacido! Y el alba del idioma alumbró otra vez, traído por Rafael Alberti en “La Amante”, tan frágiles cancioncillas, y en el contenido misterio de Emilio Prados, poeta del desvelo y la memoria y en Luís Cernuda, de quien solo conocía una referencia leída en un artículo de un ilustre escritor en “El Sol” de Madrid, en el esplendor transparente como una gruta de fantásticas estalactitas de Aleixandre.

“El Gallo Crisis” que “en lugar de acallar hacía resonar las voces ya ahí hacía tiempo, como las de Miguel de Unamuno y Antonio Machado… poetas de la pureza ancestral de España y del verbo castellano, mantenedores de la perenne virginidad de la temible España.”

Poesía, palabra brotando pura de la caverna de España, allí donde comenzó la vida, el primer latido, memoria y olvido, saber hecho de olvido y de adivinación. Conciencia sin juicio, inocente justicia como es siempre la poesía no-voluntaria, la que nace en obediencia a la hora histórica, no a la enajenación “personal”, lujo cultivado de unos cuantos.

Poesía que es inocente justicia, como lo es el alba…


 



miércoles, 27 de noviembre de 2013

El maleficio de las letárgicas megasuperficies

Tremendas y extenuantes las superficies que padecí en el UK y que puerilmente determiné no podrían asolarnos de igual modo en este tétrico pais que padecemos hoy en día. 
En fin, rabié, discutí, debatí los efectos dañinos de dichas embestidas espaciales cotidianas; más en aquel entorno aciago nadie parecía percatarse de las dolencias que les abrumaban y/o paralizaban; su estado de zombificación me resultaba ora indignante ora aterrador... 

Y en estos días que han cerrado las puertas del centenario Cafe Dindurra en Gijón- un gran cafe, un magnífico espacio, por cierto- sospecho con aprensión el arribo e incrustación de una franquicia nutricional para el cuerpo o el intelecto, en esta monumental esquina del Paseo de Begoña que ha dejado huerfano al teatro Jovellanos. 

En cuanto a nutrición intelectual se refiere -por profiláxis- anoto lo siguiente:

Las hiper-librerías-encadenadas (léase franquicias, si lo desea) desorientan y producen ofuscación; aturden con la voluminosa estridencia de los tomo-cúmulo-túmulos, ocasionando episodios ansioso-adictivos... En tal disposició-exposicón los libros se asemejan a una pila de productos cárnicos con los que pegarse un atracón: kilos de hojas repletas de signos, de tapas duras o blandas con chillonas y recurrentes ilustraciones invadiendo la superficie de las portadas. Dichas macro-superficies híbridas o carnicebrerías (medio carniceria, half library)usurpan el oxígeno,amodorran. 

Ocurre lo mismo con los hipermercados u otros mega-productos similares como los shoppingcenters o las macro-gasolineras que atosigan con su mega-menúcheap-raudofestivo like a hipercoffeechickenpollotakeaway…
Malhadados e indigestos espacios, apabullantes superficies donde alucinar o alunizar y consumir-se sin pausa con guasssa…up! Mientras se ejercitan dócilmente las densísimas e incongruentes mega-filas de cósmica materia.

¿Podría tratarse de un prototipo de ámbitos especificamente diseñados para entumecer los sentidos y paralizar la sinapsis?

Entre otras cosas a revisar :

Los contextos. Establecer el diálogo, promover la comunicación, aprender a debatir…
¿Los espacios nos definen?! Hay que remover los escombros, sacudirse el polvo y sanear…
Revisar los continentes y concebir los contenidos; contemplar contenidos que inspiren continentes. Un diálogo entre ambos elementos requiere un ejercicio de precisión, de talento y de amor al arte.
Es indispensable reflexionar sobre los beneficios de las dimensiones que generan los espacios saludables, los que se construyen basados en sólidos criterios de armonía y rigor, diseñados con honestidad, bondad y esmero, en una palabra, en serena libertad.
Espacios asequibles, a escala humana…Una feliz opción, plena de vida, de entusiasmo y compromiso, de responsabilidad, inteligencia y belleza

miércoles, 30 de octubre de 2013

primashermanas_poet@s.galleg@sasturian@s

saltanocribo
música tradicional y folk gallega
maizales-TAPIA DE CASARIEGO
fotos ENCARNA

Un verde y frondoso oleaje me invade;
me serena y proyecta.
Vuelvo a la tierra susurrante,
instintivo recreo de aire y luz.

Territorio de tiempo donde la memoria acecha…
Labrado en agua y piedra
Intacto 
Constante
Mecido en su esencia

Bajo tierra la luz persevera, prospera…
Aguarda el instante del ALUMBRAMIENTO.






OLALLA COCIÑA LOZANO 
Viveiro
Lugo 
Galicia
AS CERVICAIS DA MEMORIA


tu traspasas o eco

da voz

que me esperta

deixas

na miña alma a sede

a marca

na miña pel

o teu cuspe

construíndo espellos diminutos

onde conteplarme

cuando pase toda esta présa



detrás dos ollos

cansazo de días

inverno

chegaron ondas suaves apalabrando refuxios cóncavos

grutas

as que teremos mentres sexamos mar

(o silencio non nos espertará)



MARÍA JOSÉ FRAGA SUÁREZ
EL FRANCO
VALDEPARES
ASTURIAS
HAN DE SER CINZA…


A MUYER que quería ser río
nun buscaba outra cousa: el abandono
de deixarse llevar igual qu´esbaran
as gotas de sudor como monedas,
os días da semana, os pétalos da flor
esgarecida.


Deixarse ir sin resistencia, 
sin dolo nin fraterna
-pensaba-
pés siguindo armonías que nun mancan
ou fotogramas col sou ritmo 
de cadía.
Subir pra enhalar ceibe
como os globos-chincheta
escapando das festas.

Á muyer que quería ser río
valíaye tamen ser herba alta,
roupa tendida
ou cana de salgueiro.

Peró a súa sorte
era acoudiyar sin pousadoiro.



VIAXE

DE VOLTA na casa desfago a maleta
meto os calcetos nel caxón dos calcetos
os mapas qu´anduven
el cepiyo dos dentes
a roupa que llavar
todo atopa el sou sito
todo a nun ser esta vida sin orde
nun mundo que ta 
patas pr´arriba.

Volves á casa calza
da terra que pisache
peró espida
del sou corpo calente
como exiliada resistes 
sin patria nin aveiro

Tou de volta.
Detrás deixo úa terra feita cinza.

area-viveiro


puente de la misericordia -viveiro



el franco
cabo branco




El Corri Corri de Arenas de Cabrales
Asturias

lunes, 28 de octubre de 2013

THE LOST ART OF CONVERSATION





LAURIE ANDERSON & LOU REED

She pretends she's a movie star
He pretends he's a king
She pretends she's a ballerina
He pretends he can sing.

The lost art of conversation
The lost art of conversation

She pretends she was in England
He pretends he's at home
She pretends she's a renegade
He pretends he's alone

The lost art of conversation
The lost art of conversation

I pretend that you love me
And you pretend that you care
I pretend that I'm happy
You pretend that you're there

The lost art of conversation
The lost art of conversation

viernes, 18 de octubre de 2013

Sin título




Que la brisa envuelva tiernamente a Fernando y le acomode en lo alto de la colina; 
le colme de fuerza, de energía…
Con su sabiduría podrá aviar lo necesario para abordar 
esta dura etapa del viaje


José Antonio Labordeta


A ti te entiendo


No entiendo casi nada
la nada de la vida,
no entiendo el Internet
ni a la jauría humana.
Tan solo a ti te entiendo
cuando vas de mañana
a comerte la vida
que te han dicho que es buena
tomarla con manzana.
No entiendo casi nada
la nada de la vida.

No entiendo casi nada
la nada de la vida,
no entiendo lo del Zaire
ni lo que en Cuba espira.
A ti sí que te entiendo
con tu mirada limpia,
rompiendo con tus ojos
los muros que destruyen
separan y asesinan..
No entiendo casi nada
la nada de la vida.


No entiendo casi nada
la nada de la vida,
no entiendo la violencia
ni de hacer de noche el día.
Tan solo a ti te entiendo
cuando pasas deprisa
camino de los sueños
que hacen que levantemos
los hombros de la ruina.
No entiendo casi nada
la nada de la vida.


No entiendo casi nada
la nada de la vida,
ni entiendo este país
que huele a naftalina.

A ti si que te entiendo
subiendo a las colinas
para pedir los vientos
que traen en su entraña
el vuelo de una brisa.

No entiendo casi nada
la nada de la vida.



http://www.cancioneros.com/nc/12097/0/a-ti-te-entiendo-jose-antonio-labordeta

domingo, 13 de octubre de 2013

a little tired…

tempestad
BARUJ SALINAS
maremoto



Que los árboles tomen las calles, que sus raíces devoren las aceras; y todas las profusas farolas, hilos de luz, mútense, mézclense y vayan de rama en rama… Para que el cielo urbano se vista de verde y plata. Que los peatones con pasos, pisadas, zancadas, carreras y saltos erosionen el piso de la metrópoli. Que el pavimento se agriete  y sangre verde, verde airado…

Dejad que tiemble la tierra y nos sacuda con su lento alarido, con su queja embarrada y negra.

¡Agárrense! El mar avanza subterráneo


Let the earth tremble and shake us with his scream slow with his lament muddy and black.
Hold On! the sea moves underground




MARENE LASAGABASTER

Cualquiera que sea el conjunto religioso en que se presenten la función de las aguas es siempre la misma: la de desintegrar, abolir las formas, "lavar los pecados", purificando y regenerando al mismo tiempo. Su destino es preceder a la creación y reabsorberla, sin poder salirse nunca de su propia modalidad, es decir, sin poder manifestarse en formas. Las aguas no pueden superar su carácter virtual, de germen y latencia. Todo lo que es forma se manifiesta por encima de las aguas y deja, por tanto, de ser virtual, la forma cae bajo la jurisdicción del tiempo y de la vida; adquiere límites, empieza a tener historia, participa del devenir universal, se corrompe y acabaría por vaciarse de su propia sustancia si no se regenerara por inmersiones periódicas en las aguas, si no repitiera el "diluvio" seguido de la "cosmogonía". La finalidad de las lustraciones y las purificaciones rituales con agua es actualizar en un instante "aquel tiempo" in illo tempore, en que tuvo lugar la creación; son una repetición simbólica del nacimiento de los mundos o del "hombre nuevo". Todo contacto con el agua, hecho con intención religiosa, resume los dos momentos fundamentales del ritmo cósmico: la reintegración en las aguas y la creación.

-LAS AGUAS Y EL SIMBOLISMO ACUATICO-
TRATADO DE HISTORIA DE LAS RELIGIONES
MIRCEA ELIADE

viernes, 27 de septiembre de 2013

SEAMUS HEANEY FROM THE REPUBLIC OF CONSCIENCE


I
When I landed in the republic of conscience
it was so noiseless when the engines stopped
I could hear a curlew high above the runway.

At immigration, the clerk was an old man
who produced a wallet from his homespun coat
and showed me a photograph of my grandfather.

The woman in customs asked me to declare
the words of our traditional cures and charms
to heal dumbness and avert the evil eye.

No porters. No interpreter. No taxi.
You carried your own burden and very soon
your symptoms of creeping privilege disappeared.

II
Fog is a dreaded omen there but lightning
spells universal good and parents hangs
waddled infants in trees during thunderstorms.

Salt is their precious mineral. And seashells
are held to the ear during births and funerals.
The base of all inks and pigments is seawater.

Their sacred symbol is a stylized boat.
The sail is an ear, the mast a sloping pen,
the hull a mouth-shape, the keel an open eye.

At their inauguration, public leaders
must swear to uphold unwritten law and weep
to atone for their presumption to hold office –

and to affirm their faith that all life sprang
from salt in tears which the sky-god wept
after he dreamt his solitude was endless.

III
I came back from that frugal republic
with my two arms the one length, the customs woman
having insisted my allowance was myself.

The old man rose and gazed into my face
and said that was official recognition
that I was now a dual citizen.

He therefore desired me when I got home
to consider myself a representative
and to speak on their behalf in my own tongue.

Their embassies, he said, were everywhere
but operated independently
and no ambassador would ever be relieved.

DESDE LA REPÚBLICA DE LA CONCIENCIA
I
Cuando aterricé en la república de la conciencia
todo estaba tan silencioso después de pararse los motores
que oí a un zarapito que volaba sobre la pista, a gran altura.
En inmigración, el funcionario era un viejo
que sacó una cartera de su abrigo hecho en casa
y me mostró una fotografía de mi abuelo.
La mujer de la aduana me pidió que declarase
las palabras de nuestros remedios y hechizos tradicionales
que curan la mudez y alejan el mal de ojo.
No había mozos. Ni intérprete. Ni taxi.
Tenías que llevar tu propia carga y muy pronto
desaparecieron los síntomas del privilegio de deslizarse.
II
Allí la niebla es muy mal presagio, pero el rayo
representa el bien universal y los padres, durante las tormentas,
cuelgan de los árboles a los niños en pañales.
La sal es su mineral más preciado. Y escuchan
caracolas de mar durante nacimientos y funerales.
La base de todos los tintes y pigmentos es el agua marina.
Su símbolo sagrado es una barca estilizada.
La vela es una oreja, el mástil una pluma inclinada,
el casco el contorno de una boca, la quilla un ojo abierto.
En su toma de posesión, los cargos públicos
tienen que jurar hacer respetar la ley no escrita y llorar
para expiar su presunción al ocupar el cargo…
y tienen que proclamar su fe en que toda vida surgió
de la sal de las lágrimas que derramó el dios del cielo
después de soñar en su eterna soledad.
                         III
Regresé de aquella frugal república
con las manos vacías, pues la aduanera
insistió en que sólo mi cuerpo estaba autorizado a pasar.
El viejo se levantó y me miró fíjamente en la cara
y dijo que aquél era el reconocimiento oficial
de que ahora ya era un ciudadano de doble nacionalidad.
Después me deseó que cuando llegase a casa
me considerara su representante
y hablase por ella en mi propia lengua.
Sus embajadas, dijo, estaban por doquier
pero actuaban independientemente
y jamás se reemplazaba a ningún embajador.