La humanidad significa consideración por la existencia y por la felicidad de cada uno de los seres humanos. A, Schweitzer

Humanity means consideration for the existence and the happiness of each human being.


viernes, 5 de octubre de 2012

LA VIGENCIA DE MIGUEL HERNANDEZ

QUE TENEMOS QUE HABLAR DE MUCHAS COSAS
COMPAÑERO DEL ALMA, COMPAÑERO



Vientos del pueblo me llevan, 
vientos del pueblo me arrastran, 
me esparcen el corazón 
y me aventan la garganta.

Los bueyes doblan la frente, 
impotentemente mansa, 
delante de los castigos: 
los leones la levantan 
y al mismo tiempo castigan 
con su clamorosa zarpa.

No soy un de pueblo de bueyes, 
que soy de un pueblo que embargan 
yacimientos de leones, 
desfiladeros de águilas 
y cordilleras de toros 
con el orgullo en el asta. 
Nunca medraron los bueyes 
en los páramos de España.

¿Quién habló de echar un yugo 
sobre el cuello de esta raza? 
¿Quién ha puesto al huracán 
jamás ni yugos ni trabas, 
ni quién al rayo detuvo 
prisionero en una jaula?

Asturianos de braveza, 
vascos de piedra blindada, 
valencianos de alegría 
y castellanos de alma, 
labrados como la tierra 
y airosos como las alas; 
andaluces de relámpagos, 
nacidos entre guitarras 
y forjados en los yunques 
torrenciales de las lágrimas; 
extremeños de centeno, 
gallegos de lluvia y calma, 
catalanes de firmeza, 
aragoneses de casta, 
murcianos de dinamita 
frutalmente propagada, 
leoneses, navarros, dueños 
del hambre, el sudor y el hacha, 
reyes de la minería, 
señores de la labranza, 
hombres que entre las raíces, 
como raíces gallardas, 
vais de la vida a la muerte, 
vais de la nada a la nada: 
yugos os quieren poner 
gentes de la hierba mala, 
yugos que habéis de dejar 
rotos sobre sus espaldas.

Crepúsculo de los bueyes 
está despuntando el alba.

Los bueyes mueren vestidos 
de humildad y olor de cuadra; 
las águilas, los leones 
y los toros de arrogancia, 
y detrás de ellos, el cielo 
ni se enturbia ni se acaba. 
La agonía de los bueyes 
tiene pequeña la cara, 
la del animal varón 
toda la creación agranda.

Si me muero, que me muera 
con la cabeza muy alta. 
Muerto y veinte veces muerto, 
la boca contra la grama, 
tendré apretados los dientes 
y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte, 
que hay ruiseñores que cantan 
encima de los fusiles 
y en medio de las batallas.

jueves, 4 de octubre de 2012




fotos arena de playa
arena de la costa de los esqueletos namibia africa

EL PARAÍSO PERTURBADO

El mar acorralado 
sepultado 
un cementerio de costas

Las olas, muchedumbre fresca sonora
enjambre de bondad y beneficio
avanzaran como ariete reventando el amaño de cemento
Las playas desoladas 
recobrarán el inaccesible y majestuoso estrépito de sus arenas

Esta vez el mar vendrá a por nosotros
a responder todas las preguntas, las quejas
Y no será implacable
será justo




granos de arena maui hawaii




Otro mar que recuerdo por su insólita belleza


lunes, 1 de octubre de 2012

Pasaba por Neptuno...


LA FUENTE DE NEPTUNO

Neptuno y sus fieles delfines, caballos de furiosa espuma,
soles de agua 

El remoto canto de las sirenas anuncia el ocaso de los inicuos

El tufo de la traición
Neptuno Tridente
Tres dientes para hincar donde la carroña arraiga
de como cauterizar la sangrante herida de La Justicia

Neptuno, Neptuno, Neptuno 


Circunnavegamos el caos 

Mezclados los humores humanos, divinos
el penal de los corazones tendrá sus días contados
El eterno traerá la lluvia
y todas las lágrimas del cielo adecentaran la tierra
cuando el mar de los delfines llegue encaramado en olas de poeta

Anoche soñé que un revuelo de mariposas azules se posaban sobre el cetro de Neptuno

Respiraba agua, 
aire y agua... 

Las sirenas dormidas, prendidas en el aire
batían y batían sus alas doloridas, exhaustas
Sus brillantes colas asestaban rotundos coletazos

Una vibración femenina sacudía el aire, 
agua y aire...

Anoche soñé que Neptuno vestía un manto de mariposas azules
semejaba la Gran Madre, la madre universal

El canto de las aladas sirenas




El canto hermético - La visión

Como pájaro danzando el aire 
es tu cola de nereida
Fantasía de melómanos
que agoniza en la obertura de los tiempos radiantes

Las olas han crecido victoriosas
cargadas de fulgurantes y plácidas bondades

Tan sólo acecha la inefable odisea

Impulsado por el viento
sereno, sublime 
navega el canto de las aladas sirenas